Cómo mejorar la seguridad de nuestros hijos en tiempos difíciles?

Cada vez que en los noticieros se comentan historias de niños  secuestrados, las aterrorizantes posibilidades de secuestro ocupan la mente de los padres en todos lados. Sin embargo, es importante recordar que la mayoría de los niños viven una niñez segura.

Uno de los desafíos de ser padre es enseñarles a los niños a tener cuidado sin llenarlos de miedo ni ansiedad. Si bien existen algunos peligros, de este modo usted disminuye las posibilidades de que su hijo sea secuestrado.

La realidad de los secuestros infantiles

Las circunstancias que rodean un secuestro infantil a menudo son bastante diferentes de lo que se ve en los programas de televisión y en las películas.

Como padres nos asusta la protección de nuestros hijos y más que todo por las situaciones que estamos viendo en estos momentos donde ya no solamente son niños grandes sino también.Que te los arevatan de la manos sin darte cuenta.

Me parecio interesante que buscando formas de proteger a mi hija, solamente encontré para niños grandes para niños que ya entienden hablan y pueden  gritar,  Y qué pasa con los bebés los que tenemos al lado y que por segundos se nos olvida y lo dejamos en un coche de las compras o simplemente fue a coger algo ahí a dos pasos de nosotros. Es interesante que ahorita la gente ha llegado hasta arrebatarte los niños de las propias manos. Madres nosotras Tenemos que tener cuidado con nuestras hijas e hijos nunca sabemos Cuándo será un momento apropiado para un delincuente arrebatarnos a nuestros hijos de nuestras manos y por eso dejó Estos tips para poder mejorar la seguridad de nuestros hijos

  • Mantenerlos siempre cerca.
  • Estar pendientes de quién se acerca nuestros hijos.
  • No dejar que nadie los cargue.
  • Si no conoces la persona no permitir que les den nada.
  • No le dé pena de decirle No a alguien.
  • No descuidar nuestros hijos en ningún momento.
  • Por más inquieto no lo suelte de su mano.
  • Si sientes que no puedes prestar le la atención adecuada, Busca alguien de confianza que te ayude.
  • Si lo vas a dejar en cuidado de alguien asegúrate que la persona, sea de confianza.
  • No dejes tu hijo con cualquier persona.
  • Sí sospechas de alguien en alguna situación con tu hij@ avisale a la policía.
  • Cuando estés en el parque asegúrate de que no estén lo suficientemente lejos o juega con ellos para estar más cerca.
  • Que porque distingues una persona no quiere decir que es una persona de confianza.
  • En los momentos cuando tu bebé empieza a andar y quiere andar sólo Sería bueno que invitarás a alguien contigo donde alguien va delante y el otro atrás para más seguridad.

Recuerde que nunca esta de mas.Buscar todas las maneras posibles de cuidar a nuestros hijos, busque las formas o la manera de nunca dejarlos solos apesar de cualquier situación recuerda que siempre. Hay alguien ahí afuera que nos está vigilando, está mirando las cosas que hacemos o nunca sabemos Cuándo hay un delincuente que está esperando la oportunidad perfecta para llevarse nuestros hijos o para hacerles algo malo a nuestros hijos,  Esto no solamente es para bebés también es para niños mas grandes. Hablemos con nuestros hijos dejémosle saber lo que hay allá afuera.  Hagámosles entender que hay cosas Qué son malas y que hay personas que también son malas habla con tus hijos,edúcate Busca formas y enséñales a ellos lo que pueden hacer en situaciones difíciles  y citaciones  tales como esas.

Amalos dales la atencion adecuada y busca la protecion necesaria para ue tengan una niñez sugura.

Pedir ayuda después del parto!

Considere la posibilidad de pedir a amigos y familiares que le echen una mano durante las primeras semanas de vida del bebé, que pueden ser bastante caóticas y agobiantes. Mientras esté en el hospital, saque partido de la experiencia de las personas que tenga a su alrededor. Muchos hospitales disponen de especialistas en alimentación y lactancia neonatal que pueden ayudarle a empezar a amamantar o darle el biberón al bebé. Las enfermeras también son una excelente fuente de información; pueden mostrarle cómo sostener, trasportar, hacer eructar, cambiar los pañales y cuidar al bebé.

Una vez en casa, tal vez le interese contratar a una niñera que tenga experiencia en bebés o bien a alguna joven responsable de su vecindario que se ofrezca a hacer de canguro, para que le ayude durante esta etapa. Su médico o el hospital donde haya dado a luz pueden ser bunas fuentes de información para contactar con profesionales que ayudan a cuidar de recién nacidos en casa, hasta es posible que le faciliten alguna referencia sobre servicios sanitarios domésticos. Sus familiares y amigos también pueden ser de gran ayuda. Probablemente estarán deseosos de ayudarla y, aunque usted puede discrepar de ellos en ciertas cosas, no subestime su experiencia. De todos modos, si no se siente con ganas o con fuerzas para recibir visitas o tiene otras preocupaciones, no se culpabilice por establecer algunas limitaciones en el tema de las visitas

En este momento usted está concentrada en el cuidado de su nuevo bebé. Pero las nuevas madres también deben dar un cuidado especial a su cuerpo después del parto y durante la lactancia. Hacerlo la ayudará a recobrar su energía y su fuerza. Cuando usted se cuida, puede brindar un mejor cuidado a su bebé y disfrutar más de él.

Descansar

Los primeros días en casa después de tener a su bebé son un tiempo de descanso y recuperación física y emocional. Necesita concentrar su energía en sí misma y en conocer a su nuevo bebé. Aunque puede estar muy entusiasmada y puede haber muchos familiares y amigos que deseen visitarla, trate de limitar el número de visitas y descanse lo más que pueda. No espere tener su casa perfecta. Es posible que todo lo que pueda hacer sea comer, dormir y cuidar de su bebé, y eso está perfectamente bien. Encuentre su propio ritmo desde el primer día que regresa a casa. Trate de acostarse o dormir la siesta mientras el bebé duerme. No trate de hacer demasiado en la casa. Permita que otros la ayuden y no tenga miedo de pedir ayuda con la limpieza, la lavandería, las comidas o el cuidado del bebé. Después del nacimiento de su bebé, su médico hablará con usted acerca de lo que experimentará a medida que su cuerpo comienza a recuperarse.Cambios físicos

  • Usted presentará una secreción vaginal llamada loquios. Es el tejido y la sangre que recubrían su útero durante el embarazo. Es abundante y de color rojo brillante en un primer momento y disminuye cada vez más en cantidad y color hasta que desaparece después de unas semanas.

  • También podría presentar hinchazón en las piernas y los pies. Puede reducir la hinchazón manteniendo los pies elevados cuando sea posible.

  • Quizás tenga estreñimiento. Trate de beber mucha agua y comer frutas y verduras frescas.

  • Es común la presencia de cólicos de tipo menstrual, especialmente si está amamantando. La leche materna llegará en un plazo de tres a seis días después del parto. Incluso si no está amamantando, puede tener pérdidas de leche de sus pezones y sus senos pueden sentirse llenos, sensibles o incómodos.

  • Siga las instrucciones de su médico sobre el nivel de actividad, como subir escaleras o caminar, que puede realizar durante las siguientes semanas.

Su médico controlará su recuperación en la visita después del parto, aproximadamente 6 semanas después del nacimiento. Pregunte acerca de la reanudación de sus actividades normales, así como por los planes de alimentación y entrenamiento físico que la ayuden a regresar a un peso saludable. También pregunte a su médico acerca de tener relaciones sexuales y el control de la natalidad. Su período podría volver en 6 a 8 semanas, o antes, si no amamanta. Si amamanta, su período puede no regresar durante muchos meses. Sin embargo, el uso de un método anticonceptivo confiable es la mejor manera de prevenir el embarazo hasta que desee tener otro bebé.

Información relacionada

  • Tiroiditis de Hashimoto hoja de datos
  • Algunas mujeres desarrollan problemas de la tiroide en el primer año después de dar a luz. A esto se le llama tiroiditis posparto. Comúnmente empieza con una tiroide hiperactiva que dura entre dos a cuatro meses. La mayoría de las mujeres después desarrollan síntomas de una actividad tiroidea deficiente que puede durar hasta un año. Los problemas de la tiroide son fáciles de pasar por alto ya que muchos síntomas como la fatiga, problemas al dormir, poca energía, y cambios en el peso, son comunes después de haber tenido un bebe. Hable con su médico si usted tiene síntomas que no se van. Una tiroide deficiente necesita ser tratada. En la mayoría de los casos, el funcionamiento de la tiroide regresa a su normalidad cuando sana. Pero algunas mujeres desarrollan permanentemente la enfermedad de una tiroidea deficiente, conocida como enfermedad Hashimoto la cual necesita tratamiento de por vida.

Tanto el embarazo como el parto pueden afectar el cuerpo de la mujer. Después de dar a luz perderá de inmediato alrededor de 10 libras y un poco más a medida que los niveles de líquidos corporales disminuyan. No espere ni intente perder inmediatamente el peso adicional que haya obtenido durante el embarazo. La pérdida gradual de peso durante varios meses es la manera más segura, sobre todo si está amamantando. Las madres lactantes pueden perder una cantidad de peso moderada sin afectar su producción de leche ni el crecimiento de su bebé.Recuperando una forma y un peso saludable

Un plan de alimentación saludable junto con un entrenamiento físico regular podría ser todo lo que necesite para volver a un peso saludable. Si no está perdiendo peso o si está perdiendo peso muy lentamente, elimine comidas que tienen aditivos de azúcar y grasas como las bebidas carbonadas, postres, comidas fritas, carnes grasosas, y alcohol. Tenga en mente, las madres lactantes deben evitar el alcohol. Al eliminar los extras usted podrá concentrarse en opciones de comidas saludables y balanceadas que mantendrán su nivel de energía arriba y le ayudara a recibir los nutrientes que usted y su bebé necesitan para una buena salud. Asegúrese de hablar con su médico antes de dar inicio a cualquier tipo de dieta o plan de ejercicio.

Después del parto puede que se sienta triste, con tendencia al llanto y abrumada durante unos días. Muchas nuevas madres sienten tristeza en los días posteriores al parto. Los cambios hormonales, la ansiedad por el cuidado del bebé y la falta de sueño afectan sus emociones.Sensación de tristeza

Sea paciente consigo misma. Estas sensaciones son normales y generalmente desaparecen con rapidez. Pero si la tristeza dura más de 2 semanas, consulte a su médico. No espere hasta la visita después del parto para hacerlo. Podría presentar una afección grave pero tratable denominada depresión posparto. La depresión posparto puede comenzar en cualquier momento dentro del primer año después del parto.

Las señales de depresión posparto incluyen:

¡Llame a su médico o al 911 si tiene pensamientos relacionados con hacerse daño o hacerle daño a su bebé!

  • Sentirse inquieta o irritable

  • Sentirse triste, deprimida o llorar mucho

  • Sentir falta de energía

  • Sentir dolores de cabeza, dolores en el pecho, palpitaciones en el corazón (el corazón late rápido y siente que se saltean algunos latidos), adormecimiento o hiperventilación (respiración rápida y poco profunda)

  • No poder dormir, estar muy cansada o las dos cosas

  • No poder comer y perder peso

  • Comer en exceso y aumentar de peso

  • Tener problemas para concentrarse, recordar o tomar decisiones

  • Sentirse excesivamente preocupada por el bebé

  • No tener ningún interés en el bebé

  • Sentirse culpable y que no vale nada

  • No sentir interés o no obtener placer con actividades como el sexo y el contacto social

  • Tener pensamientos relacionados con hacer daño a su bebé o a sí misma

Algunas mujeres no le dicen a nadie acerca de sus síntomas, ya que se sienten avergonzadas o culpables por tener estos sentimientos en un momento en que todos piensan que debería estar feliz. ¡No deje que esto le suceda a usted! La depresión posparto puede hacer que cuidar de su bebé sea difícil. Los recién nacidos con madres con depresión posparto pueden tener retrasos para aprender a hablar. Pueden tener problemas con la vinculación emocional. Su médico puede ayudarla a sentirse mejor y a volver a disfrutar de su nuevo bebé. Una terapia y/o medicamentos pueden tratar la depresión posparto. Obtenga más información sobre la depresión posparto en nuestra sección de depresión durante y después del embarazo hoja de datos.

Nuevas investigaciones sugieren que 1 de 10 nuevos padres pueden experimentar depresión durante o después el embarazo. Aunque se necesitan más investigaciones, el tener depresión hace más difícil el poder ser un buen padre y quizás afecte el desarrollo del bebé. Tener depresión puede también estar relacionado con la depresión de la madre. Nuevos padres o padres en espera de serlo que tengan problemas emocionales o síntomas de depresión deben de hablar con su médico. La depresión es una enfermedad tratable.

Cuando Solo Escucha !No!

Usted pide a su niño de 2 años de edad que venga donde usted está.

Él / ella le mira, mueve su cabeza, y grita ” ¡no!”

Usted le dice a su hijo de 18 meses de edad que se mantenga alejado del gabinete. Mirándole, él/ella abre la puerta del gabinete. ¿Qué debe hacer? Cuando ustedes enfrentan desafíos como estos siendo padres, recuerden:

  • Todos los niños pasan por etapas que son difíciles de manejar para los padres.
  • La mayoría de niños de 2 años de edad dicen no y desean hacer cosas a su manera. Éste es un comportamiento normal.
  • Aprender a decir no es importante. Cuando su niño sea mayor, usted quisiera que pueda decir no en situaciones como, drogas o cuando se involucran en cualquier problema.

Porqué Su Niño Es Negativo

Los niños de 2 años de edad están aprendiendo a pensar.

Tienen opiniones e ideas. Desean hacer cosas en su propia manera. Han aprendido cómo decir no y pueden oponerse físicamente a lo que no desean. Pero siguen siendo demasiado pequeños para entender cómo sus acciones afectan a otros, ver el peligro, y pensar antes de actuar.

Es importante que los niños lleguen a ser independientes. Quisiéramos que crecieran y siguieran sus propias ideas. Pero debemos mantener seguros a nuestros niños. También debemos enseñarles a considerar las necesidades de otros, poner atención a los padres en cosas importantes, y decir no de maneras aceptables.

 

¿Qué Es “Normal?”

Los niños pueden oponerse de diferentes maneras. Mientras su niño es más independiente, puede decir no haciendo cualquiera de todas estas cosas:

  • Estar en desacuerdo y no compartir su opinión rechazando su petición
  • Hacer lo contrario de lo que usted desea
  • Ignorarle
  • Rechazarle e irse con alguien más
  • Empujarle cuando desea abrazarle o besarle
  • Correr lejos de usted
  • Ir a la calle u otro lugar inseguro
  • Hacer algo después de decirle no

Usted puede observar comportamientos como estos cuando su niño cumple su primer año. Puede suceder más y más antes del segundo cumpleaños. A esta edad, la mayoría de niños todavía no tienen buenas habilidades de lenguaje. Generalmente, mal interpretan lo que los padres quieren que hagan, y no pueden usar muchas palabras para expresar sus sensaciones y necesidades.

La mayoría de niños gradualmente cooperan más entre 3 y 5 años de edad. Pueden pensar y recordar mejor. Aprenden más a usar y escuchar palabras. Controlan mejor sus emociones y comportamientos. Y aprenden lo que los adultos esperan de ellos.

Qué Puede Hacer Para Ayudar

Usted no puede impedir que su niño sea negativo alguna vez.

Recuerde, es una parte normal de su crecimiento. Pero hay formas de ayudar a su niño y a usted mismo durante los años en que siempre dicen “no”.

Cambie la situación. Un niño que está bajo presión puede ser más negativo de lo usual. Usted puede ayudar en casos como éstos.

  • Cuando su niño está cansado o con hambre. Ir a la cama a la hora regular y proveerle una comida y meriendas nutritivas puede ayudar a su niño a tener más control.
  • Cuando su niño está enfrentando nuevas situaciones. Por ejemplo, si su hijo está comenzando a ir a una nueva guardería infantil durante el día, no es buena idea tratar de quitarle el pacificador. Déle tiempo a su niño para ajustarse a un cambio antes de iniciar otro.
  • Cuando su niño está aburrido. Darle un nuevo juguete o una nueva experiencia puede llamar su atención.
  • Cuando su niño está enfermo. Un niño que está enfermo o en recuperación puede comportarse más negativo. Trate de entenderle.

Proteja a su niño y a otras personas. El deseo normal de un niño de ser independiente a veces es peligroso. Usted necesita detener inmediatamente cualquier tipo de comportamiento si éste puede lastimar a alguien. Hable sobre cómo se siente su niño mientras detiene el comportamiento peligroso. Por ejemplo, diga, “Sé que deseas el juguete, pero no puedes golpear a tu hermano. Golpear duele.” O diga, “Sé que es divertido correr, pero no puedo dejar que corras en la calle. Un carro puede golpearte.”Anime la cooperación. Su niño probablemente haga lo que usted dice si utiliza una de las siguientes estrategias:

  • Pregunte en vez de decir. Diga “¿Me puedes dar el libro, por favor?”, en lugar de exigir “Tráeme el libro.”
  • Explique claramente lo que usted quiere que su niño haga. Diga “Vamos a poner los bloques en el estante” en lugar de “Pongamos los juguetes lejos de aquí.”
  • Diga a su niño qué hacer en vez de qué no hacer. Diga y demuestre cómo ” tocar suavemente al gato “en vez de decir “No lastimes el gato.”
  • Haga peticiones razonables. Por ejemplo, un niño pequeño puede encontrar más fácil cambiar un juguete por otro que dar el que tiene y quedarse sin nada para jugar. Enséñele palabras a su niño para que exprese sus emociones o decir lo que él desea. Por ejemplo, mientras tranquilamente controla los gritos de su niño y lo saca del supermercado, dígale “estás realmente enojado porque no puedes agarrar galletas.” O enséñele a su niño a decir “Esto es mío” en vez de golpear a su amigo que intenta quitarle un juguete.
  • Sea consistente. Su niño se confundirá si lo hace recoger los juguetes un día pero no el siguiente.

Tome Cuidado de sí mismo. Para ser un padre eficaz, necesita pensar en sí mismo y en su niño también.

  • Trate de mantener las acciones de su niño en perspectiva. Si el niño fuera alguien diferente y no su propio niño, ¿Estaría usted muy enojado por su comportamiento?
  • Piense porqué su niño está actuando de la forma que lo hace, en lugar de ponerse enojado. Esto le ayudará a pensar otras maneras de ayudar a su niño.
  • Encuentre maneras de reducir su propia tensión. Pida a alguien en quien confía que cuide a su niño mientras usted camina por un momento, un baño o toma tiempo para relajarse.
  • Reconozca sus límites. Pida ayuda a otros cuando se sienta ansioso o necesita un descanso.

Si Hay Un Verdadero Problema

Todos los niños crecen y se desarrollan a su manera y a su propia velocidad.

Pero algunas familias enfrentan problemas de comportamiento que necesitan ayuda externa. Debe preocuparse y preguntarle a su doctor dónde encontrar ayuda si está sucediendo una de estas situaciones:

  • Su niño continúa actuando de la misma manera durante mucho tiempo y usted se siente en el final de cuerda. Un doctor u otro profesional puede probablemente darle algunas nuevas ideas.
  • Su niño parece enojado o triste por mucho tiempo y frecuentemente no se siente feliz. Un profesional puede descubrir si hay un problema médico.
  • Su niño generalmente no puede controlarse después de 15 ó 20 minutos de estar decepcionado. A veces una nueva idea de un profesional puede realmente ayudarle a cambiar lo qué está sucediendo con su niño.